El filtro de habitáculo protege a los ocupantes del vehículo contra el polvo y las partículas nocivas.